YOGA EN LA CATEDRAL GRACE DE SAN FRANCISCO

Algunas experiencias en la vida, nos dejan gratamente llenos de paz y armonía. Es muy emocionante el poder apreciar el proceso de estas experiencias. La mía comenzó con la decisión de hacer mi entrenamiento como instructora de Yoga; como parte del curso teníamos que leer un libro titulado “Yoga And The Path of the Urban Mystic”, de Darren Main https://darrenmain.com/. Comencé a seguirlo en sus medios sociales, y, así me enteré, hace 4 años, de una clase de Yoga en una de las catedrales más lindas de San Francisco: Grace Cathedral.

Este mayo pasado, tuve la oportunidad de visitar San Francisco, nuestro hotel estaba a una distancia aproximada de 500 metros, de las puertas de la Catedral…, sí, nada es por casualidad. Llegamos al espacio, después de caminar por unas calles tan empinadas, que casi me dá un infarto, ya que la Catedral está situada en la cima de la conocida zona chic de Nob Hill, la Catedral es un imponente edificio, con arquitectura estilo gótico.

Credito de Foto: Grace Cathedral
Yoga en Grace Cathedral, San Francisco, California

Yoga en Grace Cathedral, fue creada por la instructora Jamie Lindsey, ella buscaba una manera de combinar su fé cristiana con su pasión por el Yoga; pero en 2009 ella se mudó a New York, y así fue como Darren asumió el mando. Él agregó el elemento de la música, para darle una dimensión diferente, los sonidos provienen desde cuencos tibetanos, hasta música de piano.Las clases se imparten todos los martes en punto de las 6:00 p.m., son a base de donaciones, y a nadie se le rechaza, aún cuando no tenga fondos.

Al entrar, quedé maravillada con la luz filtrándose suavemente a través de los vitrales multicolores; nos recibieron voluntarios que tienen tapetes disponibles, uno de ellos, nos condujo amablemente y nos acomodó cerca de la entrada, junto a un piano. No podía salir de mi asombro, no sólo por estar en el lugar deseado por largo tiempo, también por la oportunidad de que la clase estuviera ambientada por la música de Murray Hidari, de Mind Travel https://www.mindtravel.com/.

Darren condujo la clase de Yoga, de una manera muy accesible para todos los niveles, él se apoya en una brigada de voluntarios, que caminan entre todos los asistentes, ajustando poses, y, cerciorándose que los movimientos sean ejecutados de la manera más correcta posible. Con una voz suave, pero firme, lee sus notas desde su Ipad, moviéndose con certeza y guiándonos en nuestros asanas. La música del piano dió un toque diferente a cualquier otra clase que he asistido; el estar en un lugar tan imponente me hizo sentir diminuta… pero al voltear a mi alrededor me llenó de alegría el ver tanta gente, de diferentes edades, géneros, razas y niveles sociales, juntas, trabajando cada quien en su respiración, eso me hizo pensar en lo afortunada que soy.

Finalmente con Darren Main

Los tapetes de Yoga, multicolores, esparcidos desde el altar, hasta la entrada misma, de una manera tal, que semejaban una gran flor, 300 personas reunidas ahí, todas con el mismo propósito. ¡Finalmente, un deseo tan grande se cumplió en mi corazón, el de ser parte de una clase colectiva de Yoga, acompañada de mi compañero y conocer a Darren! Esta experiencia me enseñó a que , cuando sembramos un deseo, sólo tenemos que esperar con paciencia a que este se cumpla, cuando llegue hay que tener la apertura de estar listos para recibirlo, porque finalmente nos dejará con paz y armonía.

Yogiando

Lola es una Yogui que actualmente reside en la Ciudad de Mexico. Le encanta llevar su practica en casa, pero tambien disfruta visitar diferentes estudios, en la gran urbe. Siguela en todas las plataformas sociales de Yogiando para saber de sus mas recientes aventuras.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.